martes, 21 de abril de 2009

Un fenómeno mundial llamado Susan Boyle

Mucho se ha escrito de esta escocesa en paro, virgen a sus 47 años, que vive sola con su gato y a la que ni si quiera han besado. Que si representa el cuento del patito feo que se convierte en cisne, que si es una friki, que si todo es una gran campaña orquestada para promocionar el formato del conscurso de talentos en el resto del mundo...

Pero independientemente de las interpretaciones, lo cierto es que Susan Boyle se ha convertido en todo un fenomeno mundial que ha traspasado las barreras ideomáticas y ha sido noticia en todos los informativos del globo.

Susan se presentó hace dos semanas al concurso Britain's got talent para conseguir el sueño de su vida, que era ser como su ídolo Eleani Paige, actuar y demostrar su don ante cientos de personas. Y lo hizo, vamos que si lo hizo.


Ante un jurado irónico y un público hostil que se reía de ella por su vestimenta y por sus movimientos histriónicos, Susan sólo tuvo que cantar He soñado un sueño del musical Los miserables y enseguida el público cambió su conducta y no dudó en ovacionarla. Al igual que el jurado, que dijo de ella que "era extraordinaria" y que "era la mayor sorpresa en los tres años de concurso".





Al día siguiente el vídeo de youtube contaba dos millones de visitas y gracias a la rapidez de la red, a día de hoy el vídeo de Susan tiene más de 50 millones de visualizaciones y diferentes versiones subtituladas en diferentes idiomas que suman ya 100 millones de clicks.

Según afirman diarios como El País o El Mundo, Susan se ha convertido en la persona más popular de la red en estos momentos, desplazando a Obama al segundo puesto.


La fama de la escocesa ha sido tan rápida y arroyadora que los dos titanes de la comunicación de Estados Unidos, Larry King y Oprah Winfrey, le han invitado a sus programas para que cuente cómo lleva el éxito y qué sintió al conseguir meterse a todo el público en el bolsillo.




Diarios como The Times han afirmado que "Susan Boyle nos ha enseñado a todos una lección: que no hay que juzgar las apariencias", y hasta el primer ministro escocés, Alex Salmond, le ha enviado sus felicitaciones.


Boyle cantará este sábado Whistle down the wind en la tercera gala del concurso y ya se hacen apuestas de si cambiará o no su look.

Es la favorita para ganar el concurso este año y si gana, prevén que el disco que saque al mercado se posicionará en el número uno de almenos 10 países.

Otro fenómeno similar, pero de menor magnitud, se originó en el mismo programa de la televisión británica en 2007 y encumbró al dependiente de un tienda de móviles que cantaba Ópera, Paul Potts.


Fuente y Foto: elpais.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.